<strong>FUERZA Y VEJEZ, GLORIA Y ESPLENDOR</strong>

FUERZA Y VEJEZ, GLORIA Y ESPLENDOR

La gloria de los jóvenes es su fuerza; 
las canas de la experiencia son el esplendor de los ancianos.
Proverbios 20:29 NTV

Este versículo describe la belleza de observar el desempeño de varias generaciones, los jóvenes y los llamados “adultos mayores” (quienes tienen lo que algunos han dado en llamar “juventud acumulada”). En el mes del adulto mayor, que tiene su culminación el 28 de agosto con el Día del Anciano -o Día del Abuelito, o Día del Adulto Mayor, como usted guste llamarlo-, queremos reconocer la labor de nuestros hermanos que han persistido en la fe a lo largo de los años y siguen “vigorosos y verdes”, como dice el Salmo 92:14; pero además reconocemos el ánimo de nuestros jóvenes y adultos, quienes participan con entusiasmo en el trabajo de extender el reino de Dios en nuestra nación. Cada uno trabaja desde su trinchera.

En este número podrán leerse escritos nacidos del ímpetu juvenil y de la experiencia acumulada:¡todos son tan necesarios para el avance del Evangelio a través de nuestra Iglesia Metodista! Tenemos crónicas interesantes -como la del Campamento de los Jóvenes e Intermedios de la Conferencia Anual del Noroeste, la Junta Nacional de las Ligas Metodistas de Jóvenes e Intermedios y la bienvenida a los estudiantes de la Universidad Madero-; hay escritos de plumas jóvenes -como los textos “Más Allá de Ser Mujeres” o “Qué es la Biblia”. Pero también hay textos nacidos de la pluma experimentada de pastores y laicos de diversas partes del país -”Historias de una Historia”, “El Derecho de Expresión en la IMMAR”, “A Nuestros Ancianos”,  la segunda parte de “Nuestra Identidad Metodista” y “Hagiointerpretati”. La lectura de los escritos de jóvenes y “más jóvenes” seguramente resultará edificante.

De nuestra sección “Cápsulas de Discipulado”, recogemos la experiencia del hermano Cuauthémoc Meneses, a quien le enviamos un abrazo fraternal ante la partida de su amada esposa el pasado 25 de agosto. A petición de esta dirección, el hermano nos regaló una breve semblanza de su vida con esta ilustre dama, ahora miembro de la iglesia triunfante.

Recibimos con gozo nuevamente la colaboración de nuestro hermano Donato Rodríguez en la sección “Noticias Internacionales”, luego de un periodo de convalecencia. Bienvenido de nueva cuenta, hermano Donato.

La combinación generacional en la vida de la IMMAR se desarrolla en varios niveles: desde las congregaciones individuales -como leemos en el escrito sobre la Iglesia Metodista en Apizaco, Puebla, que la semana pasada celebró su 143° aniversario-, pasando por los grupos de congregaciones -así  nos lo cuentan los superintendentes de dos distritos de la Conferencia Anual de México, el Centro y el Sudoriental, en “Un Distrito que una vez fue un lago” y “Retos del Distrito Sudoriental para el 2022-2026”, respectivamente- y abarcando áreas como la de esta misma Conferencia Anual de México -como vemos en el escrito “Retos de la Conferencia 2022-2026”. Somos todos parte del mismo Cuerpo de Cristo.

Incluimos en este número una sección, que esperamos continúe, llamada “Un vistazo a los archivos históricos”, donde esperamos poder recoger parte de la riqueza dispersa por toda la república sobre el quehacer de nuestros hermanos metodistas que nos han antecedido. Y aprovechamos para animar a cada congregación del país a que tenga SU propio archivo con el registro de la vida de esa congregación, recogido en boletines, fotografías (físicas, no sólo digitales) y objetos que den cuenta de esa vida en comunidad. Y si nos comparten de esa riqueza que tienen, les estaríamos muy agradecidos en esta publicación periódica.

La vida de nuestra iglesia es Cristo, que nos da acceso al Padre; el Espíritu Santo nos da el impulso para mostrar esa vida al mundo, como nuestro logotipo lo expresa,  Ya lo dijo el apóstol Pablo: “en él vivimos, nos movemos y somos”.

2 comentarios sobre “FUERZA Y VEJEZ, GLORIA Y ESPLENDOR

Los comentarios están cerrados.