Oración por las autoridades de la IMMAR

jornadas_2

Semana de Oración por las Autoridades de la IMMAR, efectuada los días 10 al 15 de agosto con gran bendición (ver póster al final).

barra

Pronunciamiento de la Congregación La Santísima Trinidad de Chihuahua, Chih.

El Capítulo 23 del Evangelio de San Mateo, es una porción de La Palabra que casi nunca –por no decir nunca-, es tocada dentro de las reflexiones de la Iglesia. Son palabras de Jesús que fueron dichas en un momento y en un lugar determinado: y ese momento es el “ahora” y el lugar determinado es el “aquí”.

Nos parecieran palabras de juicio y de indignación, contrarias al mensaje de misericordia que es su gran obra. Pero esto no es así. Jesucristo nunca podría contradecirse; y por tanto el amor, la salvación y el perdón que ofreció en tantos momentos de su vida entre nosotros, lo reitera ahora en este pasaje que estruja y nos mueve más que a señalar, a realizar una autocrítica: abrir los ojos, pedir perdón y enmendar el camino.

Jesucristo no habla aquí de Su Iglesia, que es su propio Cuerpo, sino de aquella institución a la que humanizamos con todos los intrincados intereses que ello conlleva. Nos habla del grave peligro que afrontamos cuando “decimos y no hacemos”; cuando se usa el Nombre de Dios como vano pretexto para atar a las espaldas de otros lo que no se quiere mover ni con un dedo; cuando se cae en la hipocresía de colar el agua para no tragar un mosquito… y se termina engullendo un camello.

Hoy oramos por toda autoridad de la Iglesia Metodista, por el Gabinete Conferencial: el obispo, los superintendentes, los representantes laicos, por todo su cuerpo ministerial y las organizaciones oficiales, por los miembros del Tribunal Eclesiástico Conferencial de la CANCEN, por los laicos que con esfuerzo forman sus pilares.

Pedimos al Espíritu Santo redarguya los caminos de la Iglesia, que es de Cristo, y que por tanto no debe obedecer a otros intereses que no sean los de la justicia, la verdad y el establecimiento del Reino. Pedimos porque haya reverencia y verdadero temor al invocar al Espíritu Santo. Pedimos porque lo supuestamente “institucional” no se sobreponga al interés espiritual. Pedimos al Espíritu Santo para que dé luz, fuerza, determinación, valentía y decisión a la autoridad en la toma de decisiones, y para que éstas sean acordes a los principios de honestidad y probidad.

Pedimos fervientemente que la excusa para el “no hacer”, sea sustituida por el “deber ser”. Oramos porque seamos una Iglesia que respete y defienda los postulados de nuestro Credo Social y de nuestra Disciplina, para hacerlos letra viva y nunca letra muerta. Que responda libremente y no por miedo.

Oramos al Espíritu Santo para que todos nos esforcemos: los que tienen autoridad a ejercerla para el bien; los llamados a impartir justicia a realizarlo con denuedo y en favor de la verdad moral; los llamados a recibirla, defendiendo y procurando el bienestar de la Iglesia.

Pedimos al Espíritu Santo que bendiga el ministerio de todos: pastores y laicos. Que nos reafirme en la verdad inobjetable de que hemos recibido una vocación al servicio; y que reconduzca el sendero y la intención de cualquiera que haya perdido de vista el fin para el que fue llamado. Que la Iglesia busque la verdadera reconciliación y restauración de sus hijos confrontando con verdad los corazones, para que sea en realidad contrito y humillado delante del Trono de Dios…

Que se derrame dentro de Su Iglesia, para que ella no le tema a la búsqueda de la verdadera santidad: aquella que no trastoca la verdad, sino que a partir de ella acerca, convierte y se hace amor.

¡Santo Espíritu desciende, y has de nosotros tu habitación!

Atentamente,
Junta de Administradores y Congregación de la IMMAR La Santísima Trinidad, Chihuahua, Chih.

barra

jornada

3 comentarios sobre “Oración por las autoridades de la IMMAR

  1. Gracias sean dadas al moderador. El sentido de esa frase de nuestra oración es exactamente la que se ha comentado, y que es consecuente a todo el contexto del pronunciamiento de nuestra Congregación. Bendiciones a todos.

    Me gusta

    1. Pashuerta, nos parece que la idea es que el liderazgo de la IMMAR deje a un lado las excusas para no hacer las cosas que es necesario sean hechas, y en lugar de esas excusas que se dé paso a la realización de las tareas que deben hacerse oportunamente.

      De todas maneras, que alguno de los líderes de la IMMAR La Santísima Trinidad tome nota y que aclare el sentido de la frase en cuestión. Bendiciones.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.