Cápsulas de Discipulado

capsulas discipuladoMINISTERIO DE JESÚS Y SUS DISCÍPULOS

El propósito de formar discípulos para que puedan desarrollar una relación perdurable y obediente con Cristo, profundizar su relación con el Señor, es un proceso de aprendizaje interactivo mediante la guía de un líder para enseñar los principios bíblico del discipulado cristiano, ser ejemplo de una vida controlada por Jesús y hacerlos cristianos responsables para que maduren en su vida cristiana y reproduzcan en otros lo aprendido en un estilo de vida que le agrada a Dios. Se deben tener muy claras y precisas las metas en el proceso de formación de discípulos espirituales, pasaremos a comentar las etapas que se deben recorrer para lograr un efectivo discipulado bíblico.

ETAPA I: En esta etapa se estará proclamando el evangelio y trabajando con personas no creyentes que no han escuchado la Palabra de Dios y no les han hablado de Jesús, para llevarlos a una decisión de recibir a Jesucristo como su Señor y Salvador. En esta etapa se deben establecer cuatro metas:

  1. Llevarlos a Cristo.
  2. Integrarlos en la Iglesia.
  3. Establecerlos en la Palabra de Dios.
  4. Despertar el deseo de vivir como discípulos de Jesús.

CRECIMIENTO ESPIRITUAL: Empiezan como inconversos y terminan como cristianos deseosos de ser discípulos.

ETAPA II: En esta etapa se les da el alimento espiritual necesario para crecer en la gracias de nuestro Señor Jesucristo. La meta es formar a los nuevos creyentes como:

  • Discípulos amorosos,
  • Discípulos obedientes,
  • Discípulos fructíferos,
  • Discípulos responsables, con madurez espiritual,
  • Discípulos reproductores.

CRECIMIENTO ESPIRITUAL: Empiezan con el deseo de ser unos verdaderos discípulos y terminan como discípulos capaces de ser sal y luz en el mundo.

ETAPA III: En esta etapa se les capacita para descubrir sus dones espirituales que el Espíritu les ha dado. Las metas son:

  • Descubrir su don o dones espirituales.
  • Afirmar su don o dones que el Señor les ha dado.
  • Desarrollar con sentido de compromiso su don o dones espirituales.
  • Usar su don o dones espirituales para la gloria de Dios en la obra del ministerio.
  • Capacitarlos y ubicarlos para que desarrollen sus ministerios conforme a sus dones.
  • Capacitarlos para que sean discipuladores de otros.

CRECIMIENTO ESPIRITUAL: Empiezan como discípulos espirituales y terminan como discípulos colaboradores y discipuladores de otros.

ETAPA IV: En esta etapa se les envía a establecer otras iglesias, a establecer nuevos ministerios, inducirlos a entregar sus vidas al Señor para estudiar el pastorado y ser un siervo de Dios. Aceptar el llamado de Dios y declarar con fe: “Heme aquí envíame a mí”, “Que quieres que yo haga”. Las metas en esta etapa son:

  • Soltarlos y enviarlos bajo la dirección del Espíritu Santo.
  • Dirigirlos a los ministerios a los cuales el Señor les envié.
  • Los ministerios se pueden desarrollar dentro o fuera de la Iglesia.

CRECIMIENTO ESPIRITUAL: Empiezan como discípulos reproductores y terminan como discípulos colaboradores de Dios y líderes de líderes.

TESTIMONIO DEL HNO. CUAU: Mi experiencia con Dios en el proceso de “Id y hacer discípulos a todas la naciones…” (Mateo 28:19,20), es el de haber comprendido que el discipulado es una relación, no es algo que se pueda hacer solo, se necesita a Jesús la Vid Verdadera: “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí y yo en él, éste lleva mucho fruto, porque separados de mí nada podéis hacer” (Juan 15:5). Comprendí que el líder es un elemento muy importante, porque todos necesitamos a alguien que haya seguido a Cristo durante suficiente tiempo como para desafiar a los nuevos discípulos. Para lograr ser mejores discípulos, los nuevos creyentes necesitan un líder con quien relacionarse personalmente y con regularidad. Los miembros no lograrán las metas señaladas si el líder, no les enseña, les sirve de ejemplo y los hace responsables.

FE EN ACCIÓN: Querido hermano(a) hemos compartido el QUE y él PORQUE del discipulado cristiano, mi oración es que Dios les abra el entendimiento para comprender las enseñanzas de nuestro Maestro de maestros: Jesús, y se involucren en el ministerio de Jesús y sus discípulos, recuerda Cristo cuenta contigo, para extender el reino de Dios en este mundo lleno de maldad y alcancemos con el Evangelio a aquellas personas que no han escuchado la Palabra de Dios y nadie les ha hablado de Jesús.

PRACTIQUELO ANTES DE ENSEÑARLO, SEA UN EJEMPLO VIVO.

SU CAPACIDAD DE ENTREGAR LA VIDA QUE TIENE EN CRISTO, ES PRUEBA DE QUE SI LA POSEE.

  • Comparto mi experiencia personal con mi Dios y Señor, en el Ministerio de Formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de Dios nuestro Señor.

Hno. Cuau.

cuauhtemoc-meneses