Amor y Amistad, Instituto Laurens

Instituto LaurensAmor y Amistad

Instituto Laurens, A. C.

Una decisión que nos da abundante bendición. ¿Qué es primero? ¿El amor o la amistad? ¿la amistad o el amor? Cada quien ha de responder. Lo qué sí sé, es que no hay amistad sin amor, y no hay amor que no busque una amistad. Son dos acciones que van de la mano. Como remos de un bote, que son necesarios para avanzar.

Hay en la historia de Israel un capítulo acerca de nuestro tema, encontramos a Ruth y Nohemí, al principio les une un contrato, después un hermoso pacto. Creo que los amigos hacen compromisos porque les une un amor especial. Y en el trayecto nacen un sin fin de hermosas experiencias que nos enriquecen y generan un cúmulo de felicidad. La ventaja que tenemos con la tecnología es que nos permite tener un plus en ese caminar. Podemos inmediatamente comunicarnos con los amigos y en un instante ‘estar’ con ellos. Las fotos y mucho más nos acerca y nos permite disfrutar al momento.

Estas dos mujeres no contaban con las herramientas de hoy, sin embargo lo sólido de su amistad es difícil de superar, los problemas y las circunstancias adversas no logran separar estos dos corazones, que se acompañaron largo tiempo. Al contrario ‘las cosas les ayudaron a bien’. Se ha escrito muchos libros sobre el amor y la amistad, creo que cada quien tiene su definición favorita de estos temas. Medita sobre estas frases simples, sencillas y sinceras.

A Ruth y Nohemí las unió el dolor, haber perdido un ser querido

A Ruth y Nohemí las unió la fe, la esperanza y el amor

A Ruth y Nohemí les fue muy bien juntas. El Eterno las cuidó y protegió. Mejores son dos que uno.

A Ruth y Nohemí la gente de su tiempo las reconoció como inseparables, de buen testimonio y de mucho trabajo.

A Ruth y Nohemí las abrigo Booz un prototipo del Padre, Ruth y Nohemí se les concedió una nueva familia, que trascendió por muchos siglos.

La amistad no tiene edades.

La amistad brinda seguridad.

La amistad es compañía.

La amistad es obediencia a los consejos y recomendaciones.

El amor da fidelidad y lealtad.

El amor da permanencia.

El amor da frutos.

El amor tapiza el camino de oportunidades que se transforman en bendición.

¿Cuántos amigos tienes? ¿Cuánto les amas? ¿Cuántos te consideran amigo?

¿Cuánto te aman? Jesús dijo…Ustedes son mis amigos.

 ¿Qué harás hoy por tus amigos? ¿Qué harás por Jesús?

Pbro. Eduardo Martínez Calderón