Dignidad, Instituto Mexicano Madero

Inst Mex MaderoDIGNIDAD

Instituto Mexicano Madero

“El discípulo no es más que su maestro ni el siervo más que su señor” Mateo 10:24

La dignidad es un derecho universal y nos fue procurada por nuestro señor Jesucristo. La evangelización consiste básicamente en entregar dignidad a todos los humanos. Este mensaje sigue vigente y es cada día más importante haciéndolo vivo para nuestra comunidad a través de actividades desarrolladas en el año, sin embargo nos gustaría citar un ejemplo claro y reciente para poder entender el papel que desempeña la Institución para fomentar el Valor de la Dignidad entre su comunidad educativa y viéndose reflejados los frutos de ello en la actitud de cada uno de nuestros alumnos y personal académico y administrativo ante un país que sufre necesidad después de un desastre natural.

“Todas las cosas que quieran que los hombres hagan con Ustedes, eso hagan con ellos” Mateo 7:12

Decenas de jóvenes unidos por una noble causa: Llevar alimentos, consuelo, empatía, escuchando tanto al anciano como al niño; logrando con esto que ambos fueran recompensados con la Dignidad que conlleva amar al prójimo como a ti mismo.

La dignidad humana es el derecho que tiene cada ser humano de ser respetado y valorado como ser individual y social, con sus características y condiciones particulares, por el solo hecho de ser persona.

El Instituto Mexicano Madero entiende que cada alumno es diferente y posee grandes y diversas cualidades, por lo que fomenta la persuasión de cada habilidad en cada alumno; tal es el caso de nuestro Centro de Formación Artística (CEFAUMAD) donde los chicos que tienen algún talento artístico son valorados y apoyados para que la habilidad se desarrolle significativamente o, el caso de los alumnos deportistas a quienes facilitamos los conductos para que logren un excelente desempeño en las competencias, igualmente el caso de cada alumno que tiene habilidad para la oratoria o el teatro por citar algún ejemplo,  porque sabemos que cada talento fortalece la cultura el conocimiento y el bien común si son basadas en el amor, el respeto y la espiritualidad.

El IMM cuida que cada persona dentro de la Institución tenga las condiciones óptimas para desempeñar sus funciones, porque la dignidad está relacionada con la excelencia.

“No hay Judío, ni Griego, no hay siervo ni libre, no hay varón ni hembra; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús”. Gálatas 3:28