Cápsulas de Discipulado

16) Capsula de Discipulado

ORAR CON FE

Recordemos que estamos en él COMO del discipulado cristiano y la tercera disciplina que el discípulo debe tener en su vida es “Orar con fe” Una parte de vivir en Cristo, es la oración. En Juan 15:7 Jesús dijo: “Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.” Parte de la vida en Cristo y de tener una relación con Él es orar con fe. Si permanece en Cristo y en su Palabra, puede pedir lo que desea, con la confianza y creencia que Dios lo hará. Fíjese que el listón vertical de la cruz del discípulo, representa los dos medios de gracia: La Palabra y la oración, destacando su relación vertical con Dios, las maneras básicas que tiene de comunicarse con Dios por medio de la oración, y las maneras básicas que Dios tiene para comunicarse con usted por medio de la Biblia. Con esto en mente las siguientes capsulas de discipulado que compartiremos se referirán a la tercera disciplina en la formación del discípulo: ORAR CON FE.

ESTUDIO BÍBLICO  – 3. LA VERDAD Y LA FE (Primera parte)

Todo cristiano tiene la responsabilidad de decidir lo que es la  verdad. ¿Será verdad lo que el mundo dice? ¿O será verdad lo que la Palabra de Dios dice? Exploraremos la relación entre la verdad y la fe. Aprenderemos lo que significan estas palabras y cómo podemos relacionarlas, para poder desarrollar en la vida del discípulo, la tercera disciplina espiritual de orar con fe.

  1. En Juan 8:32 Jesús dijo: “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” Según Juan 8:31 la fuente de la verdad es Jesucristo y la Biblia también es fuente de la verdad. Pero cómo discípulo de Jesús como debo reaccionar ante la verdad absoluta de Dios: CREERLA, OBEDECERLA, CONFIAR EN DIOS.
  1. En el sentido espiritual, la verdad es la revelación de Dios de sí mismo a los hijos de Dios. esta verdad se revela con mayor claridad en Jesús, “la Palabra Encarnada.” Juan 14:6 “Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino por mí.” 1Juan 1:1-4 “…tocante al verbo de vida….” la vida que está en Jesucristo es el fundamento sólido de nuestra fe cristiana. Esta “palabra de vida” es a la vez eterna, que nos lleva al gozo, porque la vida eterna se puede experimentar aquí y ahora. La Biblia es el registro escrito de esa revelación.
  1. Las palabras “y la verdad os hará libres” con frecuencia aparecen en los murales de las universidades o en los departamentos de justicia. Parecería decir que el conocimiento y la comprensión nos harán libres. ¿Piensa usted que el uso de esta frase, es lo mismo que lo que quiso decir Jesús, ¡NO!, porque para conocer la verdad, hay que tener conocimiento de la verdad y se logra por medio de la lectura de la Palabra de Dios, y para comprenderla hay que creerla y tener fe en esa verdad revelada por Dios.
  1. Juan 8:44 “…..porque es mentiroso, y padre de mentira.” Lo contrario a la verdad es el error, Satanás es la fuente del error. A todos los que acepten las mentiras, Satanás les ofrece interpretaciones equivocadas del mundo físico, para contradecir y corromper la verdad espiritual.
  1. El plan de Satanás está dirigido directamente a la verdad de Dios. Los impíos se jactan de la sabiduría del hombre y contradicen la verdad de Dios. En Romanos 1:25 Pablo acuso a los impíos de estar cambiando la verdad de Dios en mentira.
  1. 1Corintios 2:14 “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.” El hombre natural decide en base a la información física, la lógica o la emoción que el hombre le aplica. Por medio de sus sentidos, reúne la información. Con la mente, el hombre interpreta tal información. Algunas veces su voluntad, sus emociones y su naturaleza pecaminosa le provocan conclusiones equivocadas. En situación óptima, la personalidad del hombre natural está ligada al mundo y sujeta a la influencia del mal y del error. Como resultado no puede comprender la verdad espiritual.
  1. Para los creyentes, la verdad es la realidad que Dios ha decidido revelarnos. Hay dos razones por las que el hijo de Dios puede discernir la verdad espiritual: a. Porque ha nacido de nuevo del Espíritu. Juan 3.6 “Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.” Porque ha nacido de nuevo, el Espíritu Santo lo capacita para discernir la verdad espiritual. Porque Dios le ha dado su Palabra revelada para ayudarle a conocer la verdad que os hará libres (Juan 8:31,32). Por medio de su Espíritu y de la Biblia, Dios nos comunica la verdad espiritual.
  1. Solo el Espíritu Santo capacita a todo discípulo para discernir la verdad de Dios y diferenciarla de la media verdad y del error. En Juan 16:13, se menciona al Espíritu Santo como el Espíritu de verdad, quien le dirige a toda verdad. Definición de verdad: ES LA REALIDAD QUE DIOS HA DECIDIDO REVELARNOS A TRAVÉS DE SU PALABRA Y DEL ESPÍRITU SANTO. Satanás es el error, que ofrece interpretaciones equivocadas para contradecir y corromper la verdad espiritual.
  1. Para todo discípulo de Jesús la mejor manera de conocer una verdad espiritual es: PERMANECIENDO EN LA PALABRA. 2Timoteo 2:15 “…que usa bien la palabra de verdad.” En este pasaje Pablo usa el término “palabra de verdad” para describir la Palabra de Dios.
  1. Como un verdadero discípulo, cuando ha discernido la verdad por medio de la Palabra de Dios, tiene el fundamento para depositar su fe. Con frecuencia, no entendemos el significado de la palabra fe y la usamos mal. La fe bíblica se basa en la verdad y en creer lo que dice la Biblia de pasta a pasta, obedecer todos los mandamientos de Dios y vivir la Palabra diariamente. La fe bíblica se basa en la verdad. La verdad se halla en la Palabra de Dios. En Romanos 10:17 declara que la fe viene del oír la Palabra de Dios. (Continuará)

 

FE EN ACCIÓN: Querido hermano(a) use esta primera parte del estudio bíblico “La Verdad y la fe” para discernir espiritualmente el concepto de la verdad revelada por Dios y Dios lo exhorta para llegar a comprender que para “Permanecer en su Palabra”, todo discípulo de Jesús debe creer lo que dice la Biblia, obedecer todos los mandamientos de Dios y de su Hijo Jesucristo para toda la vida, confiar en Dios, y esperar todas las promesas del Señor Jesús y el Hno. Cuau les asegura que su vida será bendecida, al VIVIR LA PALABRA DE VERDAD. 

  • Comparto segmentos del

Plan Maestro para el Discipulado Cristiano, de Vida Discipular,

y de mi experiencia personal con mi  Dios y Señor, en el Ministerio de Formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de Dios nuestro Señor”.

Hno. Cuau.

cuauhtemoc-meneses