Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico

C.P. Cuautémoc Meneses Stama

TENER COMUNIÓN CON LOS CREYENTES.

Recordemos que estamos en él COMO del discipulado cristiano y la cuarta disciplina que el discípulo debe tener en su vida es “Tener comunión con los creyentes” .

LO QUE CRISTO ESPERA DE SUS DISCÍPULOS

Cuando los discípulos tienen comunión con otros creyentes, deben asegurarse de que sus relaciones con los demás sean honrosas para el Señor. Las relaciones no tienen lugar por sí mismas. Necesitan cultivarse y sustentarse. Debido a que la naturaleza de todos nosotros es pecaminosa, podríamos tratar a otros descuidadamente. En la vida de un seguidor de Cristo no hay lugar para el odio, la jactancia, los celos ni las calumnias. Las Escrituras nos enseñan como Cristo espera que tratemos a quienes tienen comunión con nosotros.

LA AMISTAD, UNA PRIORIDAD SUPERIOR

Juan 15:9, 12-13 dice: “Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado […] este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.” ¿Por qué debe amar a otras personas? Porque Dios nos amó primero y debemos amarlos con el amor del Señor. En el corazón mismo de la amistad encontramos la disposición para dar la vida por un amigo y amarlo en todo tiempo, si fuera necesario. Como discípulo de Jesús debe amar a otras personas, porque el amor de Dios fluye hacia usted a través de Cristo. Jesús le dio tanta importancia a la amistad y la comunión unos con otros, que afirmó que un amigo debería dar incluso su vida por otros si fuera necesario. ¡Jesús hizo de la amistad una prioridad superior! Jesús dio su vida por los demás, y luego algunos de sus discípulos hicieron lo mismo. La comunión con otros creyentes y el amor mutuo en una medida sacrificial, como lo demostró Jesús, son partes importantes de una relación de obediencia a ÉL para toda la vida.

Analice lo que dice la Biblia con respecto al modo en que los amigos deben tratarse y lea los siguientes versículos:

  • Proverbios 17:17. Los amigos se aman mutuamente sin importar las situaciones.
  • Mateo 18:15. Los amigos se consideran mutuamente en tal medida que se enfrentarían con amor si fuera necesario.
  • Santiago 4:11. Los amigos no son chismosos ni dicen cosas dañinas uno de otro.
  • 1Juan 1:3. Los amigos desean lo mejor y presentan el mensaje de salvación a los que no conocen a Cristo.

Enfrentarse a un amigo con amor es un gesto bondadoso. Los desacuerdos entre los miembros de una iglesia pueden agrandarse hasta afectar a otros. Con el tiempo las pequeñas diferencias impiden que el Cuerpo de Cristo cumpla con su obra.

Jesús expreso como se espera que los creyentes resuelvan sus dificultades frente a frente. Estos versículos bíblicos indican como se relaciona un seguidor de Cristo con los demás. El discípulo debe aprender a comunicar sus sentimientos a otros en forma afectuosa y diplomática; de esta manera la comunicación se fortalecerá y no dañará la relación.

DESCUIDAR LAS RELACIONES TIENE UN COSTO

Es posible que se dé cuenta de que se ha aislado de personas que se preocupan por usted. Como discípulo de Jesús debe hacerse las siguientes preguntas: ¿Evita a las personas en lugar de tener parte en la vida de ellas? ¿Prefiere evitar a las personas en lugar de arriesgarse a cultivar una relación? Debido a una mala experiencia en el pasado se ha aislado de las personas. Aunque asista a una Iglesia, puede que evite tener amigos allí. Quizás piense que puede asistir al culto, escuchar el sermón y pasar el resto de la semana evitando a los hermanos en la fe.

Si evita tener comunión con los creyentes porque no desea arriesgar una relación de amistad, se pierde oportunidades de servir a su familia espiritual. El resultado más grave del descuido de la comunión con los creyentes, es que inevitablemente pone distancia entre usted y Dios.

GUÍA DE COMUNIÓN CON EL MAESTRO

Lea 1 Tesalonicenses 2:1-3. Permita que Dios le hable a través de este pasaje, acerca de la ayuda mutua de unos por otros.

El Hno. Cuau comparte como le hablo Dios a través de este pasaje bíblico:

¿QUÉ ME DIJO DIOS?

  1. “Nuestra visita a vosotros” se refiere a su primera visita a la iglesia de Tesalónica (Hch. 17:1-9).
  2. El temor a perder la libertad no fue obstáculo para que Pablo siguiera predicando el Evangelio en la cárcel de Filipos.
  3. Respuesta a las acusaciones de los líderes judíos que habían  agitado a las masas (Hch. 17:5). Al predicar el Evangelio, Pablo no buscaba dinero, ni fama, ni popularidad. Él demostró la sinceridad de sus motivos, cuando junto con Silas sufrió por difundir el Evangelio en Filipos.

¿QUÉ LE DIJE YO A DIOS?

Señor dame de tu fortaleza, valor y fe para amar a mis hermanos en la fe, ministrar a otros a pesar de los obstáculos que pudieran existir en el camino. Que no caiga en razones no verdaderas, no puras en la obra del ministerio. Padre, dame de tu sabiduría y llenura del Espíritu, para involucrarme en la obra del ministerio, solo por amor a TI y a los demás. Te sirvo y seguiré sirviéndote con amor, hasta que me llames a tu presencia.

FE EN ACCIÓN

Querido hermano, si ya tiene un grupo discipular, el ejemplo de Pablo podría guiarlo para relacionarse mejor con los miembros de su grupo. Es posible que este formando un vínculo especial con ellos, como resultado de esa comunión podrían surgir amistades duraderas. Puede que comience a ver en tales personas algunas de las características de la amistad que leyó y estudio en la Biblia: Proverbios 17:17; Mateo 18:15; Santiago 4:11; 1 Juan 1:3. Sea agradecido por la confianza, el apoyo y la amistad que ha comenzado a desarrollar en un grupo discipular.

Hno. Cuau.

[Comparto segmentos del “Plan Maestro para el Discipulado Cristiano”, de “Vida Discipular” y de mi experiencia personal con mi  Dios y Señor, en el “Ministerio de Formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de Dios nuestro Señor”]