Instituto Laurens

Los amigos y la Navidad

“…y Abraham fue llamado amigo de Dios” Santiago 2:23

El tiempo de Navidad nos da la oportunidad de reunirnos con las personas que más significado tienen en nuestra vida, la familia, los compañeros y los amigos. ¿Cuánto tiempo pasamos fuera de casa? ¿ese tiempo es agradable, de bendición, o de carga y estrés? ¿Permites que otros forjen tu carácter? En la vida del Padre de la fe, nos enseña que Dios lo llamó amigo. ¿Qué tan profunda y fuerte fue la relación entre Dios y Abraham?
Isaías nos presenta en su libro a un Dios con el que podemos contar, alguien que en su multifacética personalidad está dispuesto a dar su apoyo incondicional. Hoy podemos contar con:

  1. Un amigo Admirable. Puedes admirar su grande amor, su misericordia y su perdón.
  2. Un amigo Consejero. Puedes contar con su sabiduría, inteligencia y maravilloso discernimiento
  3. Un amigo y un Dios fuerte. Puedes experimentar su mano que te saca del pozo de la prueba y de tu Egipto para llevarte a una tierra que fluye leche y miel de revelación
  4. Un amigo y un Padre eterno. Puedes contar con alguien en los cielos, que todo lo ve, todo lo entiende y que todo lo puede. Él se compadece de los que le temen. Y les da su ayuda.
  5. Un amigo que es Príncipe de Paz. Puedes contar con su paz en medio de la tormenta, así como Jesús dormía plácidamente, mientras las olas azotaban la barca. Esa paz que sobrepasa todo entendimiento estará contigo, todos los días hasta el fin de los tiempos.

¿serás llamado amigo de Dios?
¿Cuántos amigos tienes?
¿de cuánta gente eres amigo?
¿por cuáles características escoges a tus amigos?
¿Por qué te han elegido a ti?
¿Cómo puedes ser mejor amigo?
¿Cuán profunda es tu amistad con Jesús?

Todos los compañeros del Instituto Laurens les deseamos que en esta Navidad la pasen de una forma maravillosa. Sabiendo que el amigo por excelencia tiene un lugar en nuestra mesa.