Evangelización en la Era Digital

Evangelismo en la era digital

Dr. Rob Haynes

La era digital moderna presenta nuevos desafíos y nuevas oportunidades para el evangelismo. Estamos en un momento de crecimiento explosivo en nuestra capacidad de comunicación no vista desde el advenimiento de la imprenta en 1448, que resultó ser una clave en la Reforma Protestante. En un mundo de siempre, en cualquier lugar, ¿Cómo pueden los líderes de la iglesia sacar provecho del potencial de la era digital? La respuesta puede ser más complicada de lo que podamos pensar. Primero, considera esto:

• Aproximadamente el 53% de la población mundial (más de 4,021 millones) está utilizando internet.
• A los primeros 2 mil millones de personas les tomó 22 años acceder a Internet. Tardó solo 5 años para que los siguientes 2 mil millones obtuvieran acceso.
• El Internet de las cosas (IoT, acrónimo usado para Internet of Things, en inglés –N. del T.-) impregnará la vida cotidiana. No solo estamos conectados por nuestros teléfonos, sino que la conectividad de los dispositivos cotidianos va en aumento. Cada vez más personas están conectando sus termostatos, tostadoras, refrigeradores, automóviles, luces, etc.
• El IoT seguirá creciendo a un ritmo rápido. Actualmente hay más de 11.2 mil millones de dispositivos conectados a internet. Para 2030, se habrán conectado 125 mil millones de tales dispositivos, la mayoría de los cuales serán propiedad del consumidor, casi 16 dispositivos por cada persona en la tierra.

Tal conectividad también se derrama en cómo nos relacionamos unos con otros. Los usuarios de las redes sociales están creciendo en cientos de millones cada año. La oportunidad de conectarse y compartir seguirá creciendo en el futuro cercano. Estas aplicaciones nos permiten compartir fotos de nuestras vacaciones, nuestras familias y nuestros almuerzos. Los usuarios de las redes sociales comparten su apoyo para sus equipos deportivos favoritos o sus candidatos políticos favoritos. Sin embargo, parece que los cristianos no están utilizando estos medios como una forma de compartir su fe. Una encuesta reciente de la Universidad de Baylor encontró que el compartir la fe y el Internet todavía tienen una relación tensa. Menos del 15% de los estadounidenses encuestados dijeron que la tecnología mejoró su relación con Dios.

Asimismo, el 77% de los estadounidenses informaron que nunca habían compartido sus puntos de vista religiosos en línea.

Es claro que a pesar de que las personas están cada vez más conectadas, sigue siendo vital mantener las relaciones personales más allá del dispositivo. Se debe advertir a los líderes eclesiásticos que no confíen en el último dispositivo, la nueva tendencia en aplicaciones o las selfies más inteligentes. Más bien, los dispositivos de nuestra era deben considerarse como herramientas para compartir el mensaje de Jesús que cambia la vida con aquellos que necesitan escucharlo. Eso significa que el mensaje tendrá que ser personal y siempre sensible a las necesidades de los oyentes.

Significa que la necesidad de cultivar relaciones significativas continuará. Esto significa que confiar en la próxima tendencia en la aplicación de tecnología no reemplazará el trabajo de estar involucrado en la vida de las personas de una manera muy real. El ejemplo de Jesús de un ministerio altamente relacional y profundamente involucrado debería seguir siendo nuestro modelo, independientemente de las últimas tendencias tecnológicas. Eso no significa que no podamos usar esas tecnologías para conectarnos con otras, pero no deben ser nuestro único medio.

Nota del autor: Vivir en un evangelismo fiel en tal tensión será un componente clave de la Conferencia de convergencia de evangelismo metodista mundial en Durham, Inglaterra en septiembre. Obtenga más información en http://www.WMEConvergence.org.

  • El Rev. Dr. Rob Haynes es el Director de Educación y Liderazgo para el Evangelismo Metodista Mundial. Puede ser contactado en rob@worldmethodist.org.

REFERENCIA
Haynes, Rob. (2019). Evangelism in the Digital Age. Febrero 1, 2019, de First Friday Letter, The World Methodist Council. Sitio web: http://firstfridayletter.worldmethodistcouncil.org/wp-content/uploads/2019/02/Feb_2019_Print-2-1.pdf