¡Hosanna! Bendito el que viene en el nombre del Señor

¡Hosanna! Bendito el que viene en el nombre del Señor

Pastor Fernando Fuentes Amador

No era un día común en Jerusalén, en la ciudad del Gran Rey se respiraba un ambiente de fiesta y celebración. La ciudad y sus alrededores estaban atestada de Peregrinos.

¿Qué celebración se tenía? Era la fiesta más grande, reunión a la que ninguno que llamándose hebreo, podía pasar por alto y ausentarse de ella. Todos eran convocados para la celebración de la Pascua llamada también el Pasaj, el memorial de la Gran Liberación de la esclavitud.

Se había cumplido el tiempo para que, de acuerdo a los planes y propósitos del Padre, Jesús hiciera su entrada triunfal. La mayoría en algún momento hemos leído la historia; Jesús entra en un pollino blanco, la gente tiende sus mantos y ondea sus palmas para la entrada y los niños cantan “Bendito el que viene en el nombre del Señor, Hosanna”; alabanza que molestó a los Escribas y Fariseos. Su deseo era “Cállalos”, pero Jesús les desafió diciendo: Si estos no hablaran, entonces las piedras hablarán de mi persona, de mi llegada, de mi salvación.

Jesús entro en un pollino blanco; en el Oriente Medio, entrar en un caballo es símbolo de guerra y conquista; entrar en un pollino era un símbolo de paz. Así entro Jesús, cumpliendo la profecía de Zacarías 9:9 y complementando con 9:12 donde destaca que nos volvamos a la Fortaleza que es Él, nosotros que somos prisioneros de la Esperanza, que gritamos y gemimos “Hosanna, sálvame Dios mío”; y Él dice. “Os restauraré el doble”. ¿Porque el doble? Porque no sólo volverá a su estado primigenio nuestra alma, nos quitará el pecado, sino que nos prosperará, quitará nuestra miseria en todos los sentidos. Él viene, no a destrozar, sino a amar; no a rechazar, sino a aceptar; no a condenar, sino a ayudar; viene a levantar, no a humillar. Todo, con el poder de su amor, no con el poder de la armas.

Quiero enfocar en cuatro aspectos que sucedieron al final, pero que creo que son el asunto primario, el meollo principal de la entrada de Jesús a Jerusalén, aparte del cumplimiento profético que Él mismo pronunció.

PRIMERO: Mateo 21:9 expresa que todos alababan al Señor, le adoraban y le reconocían. Las preguntas medulares son ¿Qué necesitamos en nuestra vida para reconocer a Dios por lo que es y por lo que hace? ¿Cómo podemos contagiar a otros para que lo hagan?

SEGUNDO: Mateo 21:10 nos narra que toda la ciudad se conmovió. ¿Cómo hacer que una persona mediante una demostración de cariño o un acto de amor se emocione hasta el punto de despertarle deseos de llorar? ¿Cómo impresionar y conmocionar a alguien con el Evangelio de Cristo? ¿Cómo podemos conmover a nuestra familia, comunidad o ciudad para Cristo?

TERCERO: Lucas 19:42 advierte dos cosas: ¿Cómo discernir las cosas y los tiempos que son para nuestro bien y nuestra paz? ¿Cómo discernir el tiempo de la visitación de Dios a nuestras vidas, familias e iglesia?

CUARTO: En el evangelio de Juan 12:19 hay una expresión hermosa y, a la vez, quisiera que fuera profética para nuestro tiempo: “Miren, el mundo se va tras él”. ¿Cómo lograr que la gente mire a Jesús y vaya tras él?

La entrada triunfal, irónicamente, marca el inicio de la culminación del plan redentor de Cristo. Su entrada terminará finalmente en la muerte y resurrección, una resurrección que nos empodera para reconocerle, para conmovernos y conmover a los que nos rodean, por su amor, a recibir el mover de Dios para a nuestras vidas e iglesia, a provocar que no solo nosotros, sino nuestros amigos se vayan tras él diciendo: ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna!

Es tiempo de no callar.

Pbro. Fernando Fuentes Amador, pastor de la Iglesia Metodista de México desde 1988. Ha pastoreado en Rio Bravo y Matamoros, Tamps., y en Apodaca y Monterrey, N.L. Actualmente, es pastor de la Iglesia La Promesa en Reynosa, Tamps. Fue Superintendente del Distrito San Pabloy obispo de la CAO en el periodo 2014-2018. Ha cursado carrera de Filosofía en la Universidad Autónoma de Chihuahua, Diplomado en Administración y es entrenador de Evangelismo Explosivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s