Cápsulas de Discipulado

MINISTERIO DE EDIFICACIÓN TRANSFORMACIÓN DISCIPULADO BÍBLICO
La creación de Dios (primera parte)

Cuauhtémoc Meneses Stama

Ante la pandemia que estamos viviendo en el mundo, que nos mantiene encerrados en nuestros hogares, con el eslogan mundial “QUÉDATE EN CASA”, debemos dar gracias a Dios de que nos ha mostrado su voluntad al permitir que se propague el Covid-19 y los beneficios que no podemos vislumbrar en este tiempo: la unidad familiar (en tiempos actuales estamos viviendo en el mundo una crisis de valores, que está destruyendo familias enteras) y su Creación (el hombre ha contribuido a depredar la Creación de Dios). Sobre la Creación de Dios, como buen mayordomo de Dios, les comento mis convicciones sobre el particular y que Dios me reveló cuando fui maestro en el Seminario Juan Wesley, enseñando la materia de “Mayordomía Cristiana”:

¿Qué es la mayordomía cristiana?
“Es el servicio que el cristiano le rinde a Dios a la luz de la verdad, siendo Dios el dueño de todas las cosas y lo que el hombre posee es un depósito de Dios, para ser administrado conforme a la voluntad de Dios y para su gloria”.

Génesis 1:1 dice “En el principio, Dios creó los cielos y la tierra”, como mayordomos de Dios debemos creer en el único Dios verdadero, Creador del universo y de todas las cosas que por Él existen. Descubrí tres principios de vida para todo mayordomo de Dios:

Principios vida para un mayordomo de Dios

  1. Existencia de un dueño y propietario.
  2. El hombre es el responsable de administrar las cosas dadas por Dios.
  3. El mayordomo debe rendir cuentas de lo que le ha sido confiado.
    Cuando reconocemos estos tres principios en nuestras vidas y los ponemos por obra, tendremos éxito en la mayordomía cristiana y Dios abrirá la ventana de los cielos y derramará sobre nuestras vidas bendiciones hasta que sobreabunden.

Cuando dejé de dar clases en el Seminario Juan Wesley, me quedé con la inquietud espiritual de descubrir en la Biblia los tesoros escondidos que Dios me tenía preparados para seguir creciendo en la gracia de mi Señor y Salvador Jesucristo. Me arranqué a la tarea de descubrir y hacer la voluntad de Dios en el tema bíblico “Mayordomía Cristiana” mediante la lectura, análisis, estudio de la Palabra de Dios y, sobre todo, vivir la Palabra; y fui descubriendo esos tesoros escondidos que Dios en su bondad y misericordia me reveló como hijo de Dios y mayordomo de Dios. Llegué a la convicción de cómo tener éxito en la vida a través de la mayordomía cristiana que les comparto en la siguiente gráfica, como resultado de escudriñar las Escrituras y llegar a la convicción de ver la vida como una totalidad.

Pero por ahora, únicamente compartiré con ustedes el tema “La Creación de Dios”, olvidado en el mundo de la cristiandad y admitiendo que somos responsables de cuidar la Creación de Dios, que el Todopoderoso ha puesto en nuestras manos para enseñarnos cómo ser unos verdaderos mayordomos de Dios y discípulos de Jesús.

La voluntad de Dios
Al ministrar la Palabra de Dios a jóvenes y adultos, me hacen la siguiente pregunta: ¿Cómo puede un cristiano conocer la voluntad de Dios para su vida? La mayoría de nosotros reconocemos que Dios tiene un plan para la vida de todo creyente, pero a menudo se nos dificulta entender este plan. Ruego a Dios que a través de esta cápsula de la mayordomía sobre “La Creación de Dios”, nos ayude a descubrir cómo conocer y hacer la voluntad de Dios en nuestras vidas y en la vida de la iglesia de una manera refrescante y práctica. Puesto que Dios tiene una voluntad específica para nosotros, Él debe querer que la conozcamos. De ser así, entonces podríamos esperar que Él nos la comunicara de una forma clara y sencilla. ¿Cómo? A través de la Biblia, su revelación para todo hijo de Dios.

Por lo tanto, creo que lo que uno necesita saber acerca de la voluntad de Dios, es que se ha revelado claramente en las páginas de la Palabra de Dios. La voluntad de Dios, de hecho, es muy explícita en las Escrituras. La voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta para tu vida y Él desea que tú sigas esa voluntad, no te forzara a hacerlo. Él te guía a hacer su voluntad, pero te da la libertad de tomar tu propia decisión. La Biblia enseña que Dios nos ha dado la capacidad de determinar su propósito y elegir (libre albedrio). Tal capacidad se conoce como la voluntad. La Biblia se refiere a la voluntad como el deseo, intento o propósito de hacer algo. Dios quiere que construyas tu vida de acuerdo a la voluntad de Él para que tengas éxito como buen mayordomo de Dios.

La creación de Dios
El propósito de este tema es enseñar la condición del mundo creado por Dios, al terminar el discípulo de Jesús:

  • Describirá la creación antes de la caída.
  • Explicará los efectos de la caída sobre el mundo y el mayordomo de Dios.
  • Dará una lista de cinco consecuencias del proceso de destrucción de la creación.

I. LA CREACIÓN ANTES DE LA CAÍDA
UN MUNDO PERFECTO: Cuando Dios creó el mundo, todo fue creado perfecto. Todo funcionaba según el plan establecido. La creación era un reflejo de la perfección de Dios. todo había sido creado por Él mismo.
Génesis 1:1 – Declara que Dios hizo los cielos y la tierra.
Génesis 1:31 – Cuando Dios ya había terminado su acto de crear, vio que todo era bueno en gran manera entendemos que todo fue creado perfecto, por un Dios perfecto.

COMENTARIO DEL HNO. CUAU: Cuando veo los cielos y las estrellas, la luna, la aurora, el relieve de los montes, los valles, el campo, las flores, estoy viendo la Creación de mi Dios y Señor y lo llamo “El Evangelio de la Creación”.

UN MAYORDOMO PERFECTO: La Biblia nos enseña que en este mundo creado perfecto, Dios también creó a un hombre perfecto para servirle como su mayordomo, cuidando y cultivando la creación.
Génesis 2:15 declara, que Dios puso al hombre en el Huerto del Edén para: labrarlo, guardarlo y dominarlo.

Génesis 1:27, 28 declara los mandatos de Dios al hombre en cuanto a la creación: Fructificad, Multiplicad, Llenad la tierra, para sojuzgadla y señoread sobre todas las cosas.

El hombre tenía dominio total sobre la creación. Dios puso al hombre en el Huerto del Edén como su mayordomo. Se pregunta: ¿Cómo era el mundo y el mayordomo antes de la caída? Respuesta: Bueno en gran manera.

II. LA CAÍDA
A) EL MUNDO AFECTADO: Con la caída (teología del pecado original), todo cambió. Crecieron espinas y hierba mala en los jardines. Aparecieron los terremotos y diluvios que son fuerzas destructivas. Todo esto es consecuencia de que el mundo está bajo el pecado.
El mundo fue afectado después de la creación y el resultado de la caída del hombre fue: El pecado entró en el hombre y sufrió muerte espiritual, depredación y contaminación.

B) EL MAYORDOMO AFECTADO: El hombre quedó también sobre los efectos de la caída. Ya no sirve a Dios como mayordomo de la creación, sino que comienza a abusar de ella. Además de sentir los efectos de la caída en sí misma, la creación ya siente y sufre las consecuencias de la caída, en las acciones abusivas del hombre sobre ella.

  • Génesis 3:16-19. 23, 24 – Según estos versículos que le pasó al hombre:
  • Versículo 16 – Dios predijo a la mujer: Sujetarse al hombre y padecimiento al dar a luz.
  • Versículo 17 – Al hombre: Trabajo intenso, fatiga, padecimiento.
  • Versículos 18 y 19 – A la tierra: maldición especial, espinos y cardos produciría.
  • Versículos 23 y 24 – El hombre y la mujer fueron echados del Huerto del Edén.

Contraste entre la condición del hombre y la creación: Antes de la caída eran perfectos, después de la caída son imperfectos.

LA CREACIÓN EN EL PROCESO DE DESTRUCCIÓN: Hemos estudiado como el mundo y el hombre han sido afectados por el pecado y mencionaremos algunas áreas en particular, donde el hombre está destruyendo la creación de Dios.

Contaminación ambiental
Un área afectada por el pecado es el mismo ambiente en que vivimos. El aire que respiramos en las ciudades ha sido contaminado por gases tóxicos de los vehículos y de las chimeneas de las fábricas. En los campos, muchos campesinos descuidadamente contaminan el ambiente, año tras año, al quemar sus tierras en preparación para la siembra.

Otros ejemplos de contaminación ambiental son: las explosiones nucleares y los aerosoles.

Dios pregunta a los mayordomos de Dios: ¿Contamina usted el ambiente? ¿Cómo y que piensa a hacer?

Contaminación de la tierra
La tierra no ha estado exenta de la contaminación. El suelo y los ríos reciben desechos químicos que afectan la vida de animales y peces.
Muchas fábricas tiran sus desperdicios químicos directamente en los ríos.
Existen ciudades y pueblos que desechan sus aguas negras en los ríos.
Todo esto afecta la vida y destruye el mundo que fue creado originalmente bueno y perfecto.

Abuso en el cultivo de la tierra
El sobrecultivar significa usar demasiado la tierra en producción, sin tratar la tierra o sin dejarla descansar, resultando en menos productividad.
El hombre que sobre cultiva la tierra, no pone de nuevo en ella, lo que la tierra necesita para seguir siendo fértil y productiva.

El hombre por sobre cultivar la tierra, saca elementos y nutrientes importantes de ella.

Después de varios años de abusar de la tierra, ya no es fértil y deja de ser productiva.

Deforestación
El hombre limpia hectáreas de terreno, cortando los árboles para hacer madera o papel o para limpiar sus tierras sin pensar en las consecuencias.
Bosques enteros han sido eliminados por mala administración. Se entiende, que por cada árbol cortado, se necesitan muchos años para que crezcan nuevos.

Abuso de la caza
También el hombre abusa de los animales, al cazar desmesuradamente a los animales.

Es una práctica común la caza de miles de loros para venderlos. Es una destrucción masiva, y por lo tanto, pronto el loro podría desaparecer de la tierra.

Vemos esta práctica en cuanto a la pesca. Peces como el atún son capturados en grandes cantidades, hasta poner a las futuras generaciones en peligro de extinción. En la caza de animales, si no ponemos límites a ésta, afectará el futuro de ellos, y en una forma u otra, afectará el futuro de todos los seres humanos que dependemos de ellos.

FE EN ACCIÓN
Querido/a hermano/a, Dios quiere que sus hijos cuiden y administren Su Creación que ha puesto en las manos de todo mayordomo de Dios y discípulo de Jesús y te invita reflexionar sobre las declaraciones sobre Su Creación y recuerdes que en su Palabra en Filipenses 2:13 declara “porque Dios es el que en vosotros produce el querer como el hacer, por su buena voluntad” y en 1Pedro 4:10 declara: “Cada uno según el don que ha recibido, minístrelos a los otros, como buenos administradores (mayordomos) de la multiforme gracia de Dios”. El Hno. Cuau te invita a comprometerte con tu Dios y Señor, dedicando tu vida como buen mayordomo de Dios de la manera siguiente:

DEDICACIÓN DE MI MAYORDOMÍA
“Creo que la Creación es un reflejo de la perfección de Dios. Reconozco mi responsabilidad ante Dios, de servirle cuidando su orden creado. Procuraré ser un ciudadano ejemplar. Oraré por las autoridades. Denunciaré todo acto de corrupción en contra de Su Creación. Buscaré la dirección de Dios, para que mi vida contribuya al bien de mi Patria y la gloria de mi Dios y Señor”.
Escríbelo, ponle fecha, nombre y firma.

La palabra de Dios transforma vidas y da una vida con propósito, vida abundante, vida victoriosa y vida eterna.

Que Dios “te bendiga y te guarde, que Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz. Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré.” y recuerden hacer del día del Señor: un día santo, un día saludable y un día feliz.

Hno. Cuau.


Tomado de mis estudios sobre Mayordomía Cristiana y de compartir mi experiencia con Dios, como discípulo de Jesús.