Cápsulas de Discipulado

Ministerio de edificación, transformación y discipulado bíblico
LA MISIÓN DEL DISCÍPULO
Estudio bíblico “Dimensiones del Discipulado”

Cuauhtémoc Meneses Stama

Estamos compartiendo el cómo del discipulado bíblico, como fruto de mi experiencia con Dios en el ministerio de formación de discípulos espirituales, discípulos reproductores y discípulos colaboradores de mi Dios y Señor.

Como parte de la formación de discípulos espirituales está la metodología de estudiar y entender porciones bíblicas, a través de los estudios bíblicos. Comparto con ustedes el estudio bíblico “Dimensiones del Discipulado”.

El discipulado es una experiencia radical de la vida. el discipulado afecta todas las esferas de la vida de una persona. El propósito de este estudio bíblico es ayudar a identificar las diversas dimensiones del discipulado y contemplar cómo ha de afectar esas dimensiones en sus propias vidas.

Pasaje bíblico: 2 Timoteo 2 (leerlo).

Un buen soldado de Jesucristo

  • Versículo 1. Una de las metas del discipulado es que usted sea fortalecido en la gracia de Cristo y llegue a ser, en carácter y personalidad, como su Maestro de maestros: Jesucristo. “Hijo mío…”. Pablo había conducido a Timoteo a los pies de Cristo. “Esfuérzate…”. Al igual que llama a su discípulo Timoteo, nosotros como discípulos de Jesús, debemos sobreponernos a nuestras debilidades y renovar nuestro compromiso con el ministerio discipular.
  • Versículo 2. Una parte de la misión del discipulado es la multiplicación de discípulos. La reproducción de discípulos, se logra mediante la enseñanza de la Palabra de Dios a otros, quienes a su vez enseñaran a los demás. Timoteo lo que había aprendido de Pablo, debía enseñar a otros hombres fieles, hombres con carácter aprobado y don espiritual de la enseñanza, para que a su vez fueran capaces de transmitir las verdades de la Palabra de Dios, a la siguiente generación.
  • Versículo 3. Una parte integral del compromiso con el discipulado. Es soportar las pruebas. El énfasis es la necesidad de ser disciplinado, soportando las pruebas que permite Dios en la vida del discípulo, y esperando la salida que le dará Dios en su inmensa misericordia. “Buen soldado…”, la batalla espiritual del discípulo, contra el: mundo, la carne y Satanás, saldrá victorioso, si doblan sus rodillas.
  • Versículo 4. El enfoque del discipulado es el saber agradar al Señor, llevando una vida Cristo-céntrica, y ser fieles al llamado de Dios. “Se enreda” el buen soldado de Jesucristo, debe impedir que las cosas del mundo lo distraigan.
  • Versículo 5. La disciplina del discipulado es saber cumplir las reglas, luchar legítimamente y trabajar en la obra del Señor, llevando fruto; y sobretodo ser obediente. Este es un llamado a obedecer la Palabra de Dios en la búsqueda de la victoria espiritual.
  • Versículo 7. El Maestro en el discipulado es el Señor mismo. “Considera” tener una percepción clara, entendimiento pleno y consideración cuidadosa de las enseñanzas del Maestro Jesús
  • Versículo 8. El fundamento del discipulado es creer que Cristo vive, porque fue resucitado de los muertos, por ello debemos de permanecer en Cristo. Modelo supremo como: Maestro, Soldado, Atleta y Labrador. Como discípulo de Jesús debemos seguir su ejemplo, al enseñar, al sufrir, al perseguir el premio y al plantar las semillas de verdad para recoger una cosecha espiritual.
  • Versículo 9. La potencia del discipulado es la Palabra de Dios sin ligaduras, sin impedimentos; es la Palabra viviente. El énfasis es que cuando la Palabra de Dios llena su mente, corazón y vida, produce un poderoso cambio.
  • Versículo 10. Una parte del fruto y de la razón final para el discipulado es que los elegidos tengan la seguridad de su salvación, amando a su prójimo para que ellos también sean salvos y tengan vida eterna.

Un obrero aprobado

  • Versículo 15. El desafío del discipulado es ser un obrero aprobado, sin temor, capaz de interpretar correctamente la Palabra de Dios. Presentarse ante Dios limpio de todo pecado y ser libre a través de la Verdad de su Palabra. Todos debemos ser obreros que trabajamos para Dios con la frente muy en alto.
  • Versículos 20, 21. El secreto de ser útil como individuo en el discipulado es la purificación interior (santidad); es imposible estar preparado por fuera, si la persona no es pura interiormente; realizar buenas obras y ser transparente ante los ojos de Dios.
  • Versículo 21. El producto final del discipulado es un vaso limpio para el Señor, digno del uso del Maestro, y preparado para toda buena obra. Nuestra intención es ser instrumentos útiles en el Reino de Dios. “…alguno.” Cualquier persona que quiera ser útil al Señor para propósitos nobles debe purgarse, desinfectarse y santificarse.
  • Versículos 24, 25. La naturaleza esencial del discipulado es la de ser un siervo, sin oponerse a las enseñanzas del Maestro, siendo tierno, dispuesto a aprender, paciente, manso y humilde y ayuda eficaz en la instrucción, de los que se le opongan en el discipulado. El discipulado que no se basa en un corazón de líder-siervo, no puede ser un discipulado bíblico. “los que se oponen”, cuando Dios concede por fe la gracia salvadora a los incrédulos, incluye el arrepentimiento del pecado.
  • Versículo 26. Una parte del ministerio del discipulado es el ministerio de restauración. Esto incluye tanto ganar almas, como restaurar a los creyentes que hayan perdido su eficacia. Cerrar las puertas a Satanás mediante la lectura, meditación, análisis y estudio de la Biblia, que es la Palabra de Verdad. “Lazo del diablo”, el engaño es la trampa y el lazo de Satanás, quien es el padre de mentiras.

FE EN ACCIÓN
Querido/a hermano/a, medita si tu vida discipular está acorde con las verdades bíblicas de las “Dimensiones del Discipulado” y reflexiona con los versículos que más te impresionaron y por qué. Mi deseo es que te comprometas con el discipulado y a discipular por medio de la Palabra de Dios y la oración.

  • El discipulado bíblico consiste en invertir la vida en la de otros. un verdadero apostolado.
  • El verdadero discipulado es adoptar un estilo de vida diferente que le agrade a Dios.
  • Para ser un discípulo bíblico y un verdadero discípulo, las enseñanzas de Jesús deben producir en el discípulo transformación y multiplicación.
  • El plan de cristo consiste en que los discípulos se reproduzcan en otros para evangelizar al mundo.
  • Cualquier discípulo que no se reproduce en otro; que no evangeliza y que no sirve, no es bíblico.

“La palabra de Dios transforma vidas y da una vida con propósito, vida abundante, vida victoriosa y vida eterna”.

Que Dios “te bendiga y te guarde, que Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz. Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré”. Y recuerden hacer del día del Señor: un día santo, un día saludable y un día feliz.

Hno. Cuau.


Tomado de mis estudios sobre Discipulado Bíblico y de compartir mi experiencia con Dios, como discípulo de Jesús.