El Feminicidio en México

feminicidio EL FEMINICIDIO EN MÉXICO 

Uno de los más graves problemas que sufre México, aún sin resolver, es el homicidio de mujeres por la razón de ser mujeres, el feminicidio. Si bien es cierto que detrás de esta realidad está alguna falta de cuidado por parte de ellas y de sus familias, la causante más grande es la inclinación desordenada en la mente de los agresores, individuos que interpretan la cualidad de ser mujer como distintiva de seres puestos en la tierra para satisfacer en calidad de objetos sin voluntad los deseos de ellos. Hay muchas formas de ver a las mujeres como seres de segunda categoría, desde las de tipo religioso respaldadas por interpretaciones bíblicas donde subyacen los prejuicios machistas-patriarcales, y que son refinadas pero degradantes, pasando por las que niegan la igualdad de los derechos sociales de las mujeres en términos de igualdad con los de los hombres, hasta llegar a las formas bestiales que dominan la conducta de los violadores, abusadores, golpeadores y homicidas.

El problema mencionado no avanza hacia su solución con la urgencia que merece, porque a veces las autoridades han resultado ineficientes cuando hay denuncias. Las condiciones amenazantes contra la mujer superan en peso a la voluntad y pericia de las fuerzas institucionales que deberían defenderlas. El problema del feminicidio en México tiene varias facetas, y podemos observar algunas de ellas por medio de las fotografías que enseguida publicamos.

Las fotos son una pequeña selección de las muchas que se exhiben en la exposición temporal (enero a mayo de 2017) denominada Feminicidio en México ¡Ya Basta! En el Museo Memoria y Tolerancia, frente a la Alameda Central, en la Ciudad de México. Nos hará bien leer la información en cada fotografía, para adquirir algo de sensibilidad hacia este oneroso y serio fenómeno que padecemos. Qué bueno sería que aquellos que viajamos a la capital podamos visitar este museo. Qué bueno sería que nuestras iglesias adecuaran sus conceptos teológicos bajo los principios escriturarios de gracia e igualdad, como un modo de aportar algo en pro de una nueva mentalidad respecto a la identidad de la mujer.