El Día del Amor y la Amistad

10) El Día del Amor y la Amistad El Día del Amor y La Amistad

Drernestocontreras@hotmail.com

Muchos piensan que el llamado día de San Valentín se celebra desde hace poco y que surgió como método de mercadotecnia para incrementar las ventas de Febrero, en los grandes centros comerciales, pero aunque éstos así lo aprovechan, la realidad es que su origen se remonta a la época del Imperio Romano.

Valentín era un sacerdote en la Roma del siglo III, que en contra del decreto del emperador Claudio II, quien prohibió los matrimonios en los jóvenes candidatos a ser soldados, celebraba en secreto matrimonios para las parejas jóvenes (fue así que llegó a ser el patrono de los enamorados). Por ello, el emperador ordenó que lo apresaran, martirizaran, y ejecutaran el 14 de febrero del 270 d. C.

Una joven Julia, que habiendo sido ciega, tras haber Valentín orado por ella, recibió la vista, plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba. Desde entonces, el almendro y las flores, principalmente las rosas rojas, han sido también símbolos del  amor y la amistad duraderos.

Esta fiesta se empezó a popularizar en el Reino Unido (Inglaterra), a partir del siglo XIV, y en Anglo-américa en el año 1840, cuando Esther A. Howlan comenzó a vender las primeras tarjetas de felicitación, por correo masivo, alusivas al día del amor y la amistad, realzando al corazón y al cupido como símbolos del amor. 

Posteriormente, y principalmente durante el siglo XX, se empezó a popularizar en Latinoamérica y muchos otros países más, celebrándose siempre el 14 de febrero. En los países nórdicos es durante estas fechas cuando se emparejan y aparean los pájaros, de ahí que también a las parejas de pájaros enamorados (como los periquitos del amor que se la pasan “dándose besos”), se les vea como símbolos de amor. 

Algunos creen que es una fiesta cristianizada del paganismo, ya que en la antigua Roma había un día de adoración al dios del amor, cuyo nombre griego era Eros, y a quien los romanos llamaban

Cupido. Pero independientemente de su origen, los cristianos evangélicos lo festejamos porque la Biblia nos enseña que el que no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor; que el cumplimiento de toda la ley de Dios es el amor a Dios y al prójimo; que no hay verdadero amor que no sea un don y fruto del Espíritu Santo (el único verdadero cupido que hace que hasta el más egoísta de los humanos, se pueda enamorar “perdidamente” de otro humano, como una buena madre siente un amor singular por su hijo); y que dentro de las fuertes columnas que nos sostienen en un mundo hostil, durante nuestro peregrinar terrenal rumbo a la patria celestial, están la paz, la fe, la esperanza, y el amor, siendo el mayor de ellos el amor.

El evangelio dice: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. No hay mayor amor que este, y por eso la Biblia dice que nosotros le amamos a Él, porque Él nos amó primero.

¡Festeje el día del amor y la amistad! Amando a Jehová su Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, y con todas tus fuerzas, pues este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos; porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo (Jn 3:16; Lc 12:30-31; Ga 5:14).

¡Feliz día del amor y la amistad!

Ernesto contreras