Cápsulas de Discipulado

16) Capsula de DiscipuladoVIDA DISCIPULAR 1 – LA CRUZ DEL DISCÍPULO.

ESTUDIO BÍBLICO – 2. VIVIR EN LA PALABRA (Tercera parte)

CÓMO ESCUCHAR LA PALABRA DE DIOS.

La Palabra de Dios declara: Romanos 10.17 “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la Palabra de Dios.” Dios te pregunta: ¿Cuál es tu convicción sobre la Palabra de Dios? Recordemos que a través de ella Dios se comunica con nosotros y se revela a sus hijos espirituales; Juan 1.12 “Y a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser llamados hijos de Dios.” Debemos creer los principios bíblicos que emanan de la Palabra, obedecer la Biblia en su totalidad y escuchar la Palabra que Dios nos da a través de sus mensajeros. Comentaremos una guía para ser edificados y transformados por medio de las Escrituras.

  1. Lo primero que tiene que hacer el discípulo, es una evaluación de qué clase de oyente Santiago 1:22-25 La Palabra nos dice que debemos ser hacedores de la Palabra y no tan solamente oidores y seremos bienaventurados en todo lo que hagamos. Mateo 13:13-23 En esta porción Jesús nos da la “Parábola del Sembrador”, y les explica a sus discípulos el significado de la parábola del sembrador, en donde les declara que hay cuatro tipo de oyentes.

  1. V19 El oyente indiferente: Escucha la Palabra, pero no está preparado para recibirla y comprenderla. ¿Deja que el mensaje pase de largo?
  2. VV20, 21 El oyente superficial: Recibe la Palabra temporalmente pero no la deja echar raíces en su corazón. ¿Acepta lo que se predica, sin aplicarlo a su vida?
  3. V22 El oyente distraído: Recibe la Palabra pero permite que las preocupaciones de este mundo y el deseo de las cosas materiales la ahoguen. ¿Me acuerdo de practicar las verdades bíblicas recibidas con el mensaje durante la semana o permito que otras cosas ocupen mi atención?
  4. V23 El oyente reproductor: Recibe la Palabra, la entiende, y produce todo el fruto posible en la vida del discípulo.

Tu Dios y Señor te pregunta: ¿Qué clase de oyente eres al escuchar mi Palabra?

  1. Esté atentó para recibir en su mente y corazón, la Palabra de Dios. Santiago 1:19 “Todo hombre sea pronto para oír.”

 

  1. Quite todo pecado y orgullo para que la Palabra pueda ser sembrada en el corazón. Santiago 1:21.
  2. Preste atención a lo que la Biblia está diciendo acerca de usted, de la misma manera que lo haría con su reflejo ante un espejo. Santiago 1:23.

 

Comentario del Hno. Cuau: Desde hace treinta dos años, cuando fui discipulado, cada domingo tomo apuntes del mensaje dominical y ha sido de bendición escuchar los principios bíblicos para mi vida y he sido bendecido por mi Dios y Señor al ponerlos por obra, de tal suerte, que a continuación les comparto los siguientes consejos prácticos para escuchar la Palabra de Dios y ser un oyente reproductor:

  1. Tome apuntes en una hoja en blanco y les recuerdo que una hoja de papel y un lápiz es más efectivo que la memoria más brillante. Ponga la fecha, el nombre del orador, el título del mensaje y el texto bíblico.
  2. Escriba las verdades y principios para la vida, predicados con el mensaje.
  • Bajo cada verdad y principio escriba tres cosas: Explicación, ilustración y aplicación.
  1. Escriba las verdades y principios específicos que el Espíritu Santo le guie lo que debe anotar.
  2. Haga un resumen de la verdades y principios para su vida, tan pronto sea posible, de las cosas que el orador recomienda que haga o que usted sienta hacer como resultado del sermón escuchado, responda las siguientes preguntas::
  3. ¿Qué me dijo Dios a través del mensaje? Escriba las cosas específicas que piensa que Dios quería que escuchara en el mensaje: Un mandamiento para obedecer, un pecado que debo abandonar, un ejemplo a seguir, un estilo de vida que debo corregir.
  4. ¿Cómo se compara mi vida con lo que Dios me ha revelado? Este es el acto de mirarnos al espejo y reconocer de que manera dejamos de cumplir lo que Dios espera de nosotros. Escriba cosas específicas.
  5. ¿Cuales acciones específicas tomaré para adaptar mi vida al mensaje del Señor? Poner su fe en acción de una manera inmediata, mensurable y posible dentro de un plazo razonable. Al final de ese tiempo, deberá ser posible decir: <Si, llevé a cabo la acción>, o <No. no lo he llevado a cabo>
  6. ¿Hay una verdad que me hace falta estudiar más? El Espíritu Santo puede guiarle a estudiar las Escrituras, para adquirir más conocimiento de Dios, sobre algún tema mencionado en el mensaje.

FE EN ACCIÓN: Querido hermano(a) el Señor desea que sus discípulos sean hacedores de la Palabra y serán bendecidos y prosperados en todo lo que emprendan. Reflexione varías veces en los días siguientes para ver si ha incorporado el mensaje escuchado en su vida y si ha comenzado a llevar fruto al compartir las verdades y principios bíblicos que escuchó, al recibir para edificación y transformación, la Palabra de Dios.

  • Comparto segmentos de:

Vida Discipular,

y de mi experiencia personal con mi  Dios y Señor, en el

Ministerio de Formación de Discípulos Espirituales, Discípulos Reproductores y Discípulos Colaboradores de Dios nuestro Señor.”

Hno. Cuau.

cuauhtemoc-meneses