Soy Cristiano, pero No Pertenezco a Ninguna Iglesia

18. Soy cristiano, pero no pertenezco a ninguna iglesiaSoy cristiano, pero no pertenezco a ninguna iglesia

 Hoy por hoy es muy común escuchar a personas que pretenden ser cristianas, PERO, sin pertenecer o tener algo que ver con la iglesia; incluso, hay grupos que a sus reuniones mejor las organizan como asociaciones civiles y otro tipo de nombres, menos IGLESIA. Solo quiero patentizarte algunas cosas: 

UNO. La Iglesia fue pensada, concebida y fundada por Cristo, quien desprecia la Iglesia, desprecia a su hacedor por simple sentido común o lógica elemental. (Mt. 16:13). 

DOS. La Iglesia es el CUERPO DE CRISTO, quien pretenda amar la Cabeza, pero repudiar, rechazar o negar al cuerpo, es una persona no normal; tú mismo eres una unidad indivisible, no puedes querer tu cabeza, tu pensamiento, tu raciocinio, alabarlo y cuidarlo y al mismo tiempo azotar tu cuerpo, eso se llamaría, loquera o esquizofrenia, una cabeza con dos pensamientos o realidades. (1a Corintios 12:27).

TERCERO. La Iglesia es analógicamente comparada con el matrimonio, la Biblia establece que: El, nuestro Cristo es el novio, y la Iglesia es la Novia de Cristo que se prepara para las bodas del cordero. Espiritualmente si rechazas la Iglesia, te rechazas a ti mismo, porque ¿Tú o yo somos el novio? Somos la novia, es una contradicción o una negación a nosotros mismos como personas y gentes empoderados con el Espíritu Santo para ser la compañera espiritual de Cristo. (Efesios 5:25-27).

CUARTO. La iglesia es COLUMNA Y BALUARTE DE LA VERDAD, si te niegas a pertenecer a ella, has pedido tu valor, y si no eres el representante de la Verdad que es Cristo, entonces, por ende, eres representante de la mentira.

QUINTO. Pablo llama a la Iglesia y comunidad de fieles, LA FAMILIA DE DIOS; pertenecer a la iglesia, es tener una familia. No todos somos iguales, no pensamos igual, no tenemos los mismos temperamentos, talentos, etc.; pero estamos ahí, hemos sido llamados a pertenecer a ella. (1a Timoteo 3:15).

SEXTO. La Iglesia, quien guarda EL BUEN DEPOSITO DE LA FE, es la responsable de, bajo el fundamento de la Palabra, la enseñanza de los Apóstoles y Profetas, y la dirección del Espíritu Santo- establecer EL REINO DE DIOS aquí en la tierra y llevar a toda la creación y a todos ser humano a los pies de Cristo (1a Timoteo 1:14).

El abandono, o cambio más bien, de la iglesia, sería sólo por tres motivos: Porque cambias de residencia; porque hay pecado grave en el liderazgo y habiéndolo confrontado no se atiende; por enseñanzas herejes, fuera de la Palabra de Dios; y por último, en razón de que Dios te hable y te envíe a hacer Misión a otro lugar. De ahí en fuera, todos debemos tener una comunidad de fe , llamada IGLESIA, que es la iglesia del Señor. Así que esto no se lo heredó el Señor a ninguna Asociación Civil o como le quieran llamar, esto lo entregó el Señor a SU IGLESIA. 

Obispo Fernando Fuentes Amador,

Conferencia Anual Oriental

fernando-fuentes