Esbozando una Sonrisa

Foto: Matheus Bertelli, Pexels

Esbozando una sonrisa
Ofrendémonos en este nuevo año al Dios que hace nuevas todas las cosas.

Por Yolanda Tamayo. Enero 7, 2019.

Ante mis ojos se desnudan nuevos días. Me ilusiono y deseo que la tierra en barbecho esté preparada para la siembra.

Confío en Dios, me abrazo fuertemente a sus promesas, asida a ellas auguro una travesía grata, un viaje en el que volver a blandir sueños que se han diluido. Tomo fuerzas, levanto la mirada y me impulso hacia el año que ante mí se desabriga, deseosa de que cada día esté cubierto de enseñanzas que poner en práctica. La vida es demasiado corta, pese a ello, seguimos preso de un fútil deseo por eternizarlo todo, entregados a la nula labor de querer detener el tiempo y doblegarlo a nuestro antojo.

Qué torpeza la de seguir sometiéndonos a las malas costumbres que nos empobrecen. Desechemos el poner florituras al rencor, a la conveniencia, al sentimiento de pasividad ante lo realmente importante.

Emprendamos la hermosa tarea de sincerarnos con nosotros mismos. Admitamos que no somos perfectos, que no caminamos sobre nubes de algodón, que contrariamente somos seres que erramos con asiduidad y a quienes nos duelen los pies de andar por terreno pedregoso. Es eso lo que nos hace realmente especiales, es esa debilidad la que Dios utiliza para enriquecernos y beneficiar a otros.

Ofrendémonos en este nuevo año al Dios que hace nuevas todas las cosas. Permitamos que sea Él quien tome las riendas de nuestras vidas. Si somos capaces de abnegarnos un poco a nosotros mismos y abandonarnos a sus consejos conseguiremos que en este nuevo año la vida que nos toca vivir tenga una luz una tanto distinta, un dulzor deseable.

Quiero felicitaros por continuar en el camino. Por estar un año más al pié del cañón; aun cuando a veces lo más sencillo sería abandonar la lucha y dejarse vencer. Felicitaros por seguir creyendo que Dios puede hacer realidad los sueños. Por confiar en los amigos y estar dispuestos a la renuncia de ciertas comodidades con tal de ofrecer un poco de felicidad a quienes os rodean.

Enarbolo el deseo de que esta nueva trayectoria os sea grata y que Dios cumpla su propósito en vuestras vidas.

Esbozo una sincera sonrisa.
Sé que este nuevo año Dios seguirá siéndonos fiel.

REFERENCIA
Tamayo, Yolanda. (2019). Esbozando una sonrisa. Enero 14, 2019, de Protestante Digital Sitio web: http://protestantedigital.com/blogs/46197/Esbozando_una_sonrisa