Categoría: Editorial

EDITORIAL

Justicia, paz y alegría: las señales del Reino

Martin Larios Osorio

“Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo” (Romanos 14:17).

La paz es una aspiración permanente del ser humano. Sin embargo, no hay paz perdurable sin condiciones mínimas: materiales, sociales, personales y espirituales. El verdadero valor de las cosas se mide no por lo que vemos ahora, sino por lo que está anunciado que va a suceder. La fe del cristiano es la fe en la auténtica esperanza, por la cual merece la pena emplear la vida, procurando con diligencia ser hallados por Él sin mancha e irreprensibles, en paz.

Vivimos, como siempre, en una era de incertidumbre. Tiempos inciertos en donde no hay rumbo definido (aparentemente), donde a lo malo se le dice bueno, donde la incertidumbre se convierte en diversas expresiones de violencia y en donde la paz y la justicia de Dios parecen aspiraciones difíciles de alcanzar por medios que no sean milagrosos o sobrenaturales. Este 1 de diciembre nuestro país inicia una nueva administración política federal que, como en todo cambio, genera incertidumbre pero que convoca a todos los mexicanos a participar en la permanente dialéctica entre la consolidación institucional que nos ha costado más de dos siglos y la justicia social. En ambos ejes, el trabajo gozoso del pueblo metodista debe seguir siendo el sello que nos caracterice.

En esta edición hacemos un reconocimiento a la labor de los misioneros de los primeros años del metodismo en México, especialmente aquellos obreros que trabajaron en nuestro país de 1873 a 1878. No como avanzada de una conquista política o económica, pero en todo caso, como una avanzada de una conquista deMéxico para Cristo bajo una visión de una sociedad transformada por el Espíritu y que permee a todos los ámbitos de la sociedad hacia un contexto de justicia y paz como expresiones del Reino en esta bendita tierra.

Seguir leyendo “EDITORIAL”

EDITORIAL

La revolución de los corazones

“Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales. Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza. Manténganse firmes, ceñidos con el cinturón de la verdad, protegidos por la coraza de justicia, y calzados con la disposición de proclamar el evangelio de la paz” (Efesios 6:12-15 NVI).

Para los metodistas, la norma de fe y conducta es la palabra de Dios. Escucharla y ponerla en práctica produce la fe que consiste en la convicción de la construcción de un reino magnífico, del Reino de Dios. Por otro lado, la libertad cristiana ha sido fundamento de la reforma permanente de la Iglesia. No nos conformamos a este siglo, sino nos transformamos constantemente por medio de la renovación de nuestro entendimiento para comprobar cuál es la voluntad del Padre Celestial, agradable y perfecta, para nuestros tiempos. Siempre buscando dar testimonio de que somos sus discípulos a través del amor a nuestros semejantes.

El 20 de noviembre estaremos celebrando como país un aniversario más del inicio del movimiento social conocido como la “Revolución Mexicana”, en donde se gestó una lucha que tuvo la justicia social como gran aspiración, pero que había que construir con mucho esfuerzo en el aquí y en el ahora. En ese movimiento participaron muchos evangélicos y metodistas que, con toda libertad, empeñaron su fe en acciones concretas. Hicieron de su visión del Reino y la crítica social herramientas para mejorar las condiciones de vida de una Patria llena de asimetrías y desigualdades de las que, ya muy entrados en el siglo XXI, no acabamos de despojarnos.

Seguir leyendo “EDITORIAL”

EDITORIAL

1. EditorialReforma Protestante, llamado a re-formarnos

“Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados? […] Porque nada podemos contra la verdad, sino por la verdad“ (2 Corintios 13:5,8). 

El día de hoy los cristianos protestantes conmemoramos los 501 años de la Reforma Protestante, que se desencadenó con la publicación de las 95 tesis de Martín Lutero en la capilla del castillo de Wittenberg, en la actual Alemania, aquel 31 de octubre de 1517. Los planteamientos de Lutero, argumentando genialmente contra la corrupción en el seno de la Iglesia Cristiana liderada omnímodamente entonces por Roma, desencadenaron acontecimientos que cambiaron la forma de concebir la relación de Dios y el hombre; la relación entre los actores geopolíticos europeos del siglo XVI; y, por supuesto, la forma como se concebía la vida. Aunado a ello, otros acontecimientos como el Renacimiento Italiano, la caída del último vestigio del Imperio Romano representado por el Imperio Bizantino y el descubrimiento de América, todo ello en el entonces reciente siglo XV, hicieron que los aspectos políticos, económicos, sociales, religiosos y espirituales, sufrieran una sacudida que tendría impacto hasta nuestros días.

Pero todo ello también surgió de la crisis personal del propio Lutero, quien en su búsqueda de la redención, cayó en cuenta que debía volver al mensaje primigenio y genuino de la Escritura. Posterior al evento de 1517, pasó leyendo, meditando y escribiendo varios años, haciendo un trabajo de interpretación seria de la Escritura y no sólo apelando a la teología de las emociones que son propias del ser humano, pero no pueden sustituir a la fe. Publicó posteriormente muchos documentos como sus comentarios a los Salmos y a la epístola a los Gálatas, así como sus traducciones del Nuevo Testamento (1522) y del Pentateuco (1523). Lutero sabía que los fundamentalismos ignorantes podían llevar a polarizaciones con resultados catastróficos, como sucedió con las rebeliones campesinas en la misma Alemania durante 1524 y 1525. Desde entonces, las iglesias protestantes se han esforzado por la concreción del Reino de Dios “Sólo por medio de la Escritura”, proclamando que “Sólo por la fe Dios salva”, “Sólo por la gracia”, “Sólo a través de Cristo” y, todo, “Sólo para la gloria de Dios”.

Frente a la mentira y la ocultación de la memoria histórica de muchos pueblos, otros reformadores anteriores a Lutero, como Jan Hus en Bohemia se consideran hoy como héroes nacionales en países como la República Checa. Hus proclamaba “Amaos unos a otros, desead la verdad sobre todos”. En el pensamiento de otro excelente protestante, Jan Amós Komensky, más conocido como Comenius y considerado padre de la didáctica y del libro de texto, escuchamos frases como: “¡Mantente viva, nación consagrada a Dios! ¡No mueras!” y  «Si la gente lee la Biblia en casa, no podrá confundirse».

Seguir leyendo “EDITORIAL”

EDITORIAL

1. EditorialFelicidades, Evangelista Mexicano

“Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor,  porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. Para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; asidos de la palabra de vida” (Filipenses 2:12-13, 15 y 16a).

“Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación” (Romanos 14:17, 19).

El 14 de octubre de 1930 vio la luz el primer número de nuestra publicación El Evangelista Mexicano, órgano oficial de comunicación de la Iglesia Metodista de México. Desde 1930 en diferentes formatos y épocas, ahora en plataformas electrónicas, El Evangelista Mexicano cumple con la función de ser la voz de la Iglesia de promover su misión, sus doctrinas, compartiendo la vida y testimonio de sus miembros extendiendo el Reino de Dios en nuestro querido México.

México es un país muy rico en historia, cultura y tradiciones. Es inmensamente diverso en recursos naturales, climas, diversidad biológica y ambiental. El Creador ha sido muy bueno con esta tierra. La aspiración de tener una Patria en que la tolerancia, el respeto, la libertad, la justicia y la paz, sigue siendo una meta que el pueblo metodista promueve y trabaja todos los días para cumplir con ello su misión de propagar el cambio que Dios obra en nosotros regenerándonos, para vivir una vida nueva de acuerdo a su voluntad. Creemos que a partir de “ser sellados” se inicia la vida cristiana, que es una vida de santidad conforme al ejemplo de Cristo y que tiene como meta la perfección, la cual es alcanzable en esta vida. Sin embargo, este proceso social es todavía un proceso inacabado y es responsabilidad de cada generación participar en el plan de Dios de acuerdo a su circunstancia histórica.

Seguir leyendo “EDITORIAL”

EDITORIAL

1. EditorialLos que trastornan el mundo entero

Estos que trastornan el mundo entero también han venido acá; […] y todos éstos contravienen los decretos de César, diciendo que hay otro rey, Jesús” (Hechos 17:6b, 7).

Somos llamados por Dios a ser sal y luz del mundo. En el contexto del Sermón del Monte, Jesús proclama una bienaventuranza a los que padecen persecución por causa de la justicia en un mundo convulso por la corrupción, la injusticia, la esclavitud y la desesperanza.

El sentido del Reino proclamado por el Señor Jesucristo es la redención del ser humano a través de recuperar el sentido original del amor a Dios, a través del prójimo necesitado que está a la mano. En suma, el mandato de Jesús se puede resumir en la reconciliación con el Señor, pero no sólo como una experiencia mística individual, sino por la atención al pobre, al oprimido y al esclavizado. Es decir, al necesitado.

Debemos hacer uso de la oración con el Padre como un método para fortalecer nuestra fe en acción diaria. No sólo como un monólogo en el que yo soy el centro de atención de Dios, sino como un verdadero diálogo en el que escuchamos y actuamos, reconsideramos y rectificamos, escuchamos y hacemos.

Seguir leyendo “EDITORIAL”

EDITORIAL

1. EditorialLa libertad

“Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre. Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres” (Juan 8:34-36).

“Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad” (Tes.2:12b. 13).

Los mexicanos recordamos en septiembre la gesta de Independencia iniciada en 1810 para conseguir la emancipación de España, dominación que duró 3 siglos bajo un yugo que marcó nuestra cultura, nuestra historia, nuestra vida social pero, sobre todo, nuestro ser individual, nuestra conciencia y nuestra actitud ante la vida y ante nosotros mismos.

La libertad es un bien atesorado por todos los pueblos de la Tierra, desde épocas inmemoriales. Es lo que nos permite llegar a la plenitud en todos los aspectos y cumplir nuestros más altos anhelos. En lo personal, en lo familiar, en lo comunitario. Nos da sentido, rumbo y nos permite soñar, trascender y concretar metas. Nos permite decidir nuestro propio destino.

Seguir leyendo “EDITORIAL”

EDITORIAL

1. EditorialEditorial

“En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.  Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Jn. 1:1,4,9-12).

Martín Larios Osorio

Durante el mes de agosto que está terminando, en la Iglesia Metodista de México aprovechamos estas fechas para promover la lectura y difusión de la Biblia, y hacemos un esfuerzo para apoyar espiritual y económicamente a la Sociedad Bíblica de México para promover la difusión de la Escritura en nuestro país. Ya en publicaciones anteriores hemos dado fe de ello (EM, 2014).

En este número, rendimos homenaje a aquellos hombres que dieron su vida por dar a conocer el Sagrado Texto en nuestro idioma empeñando en ello su esfuerzo, su fe y su vida entera. Casiodoro de Reina y Cipirano de Valera sólo fueron los primeros que iniciaron esta historia que ha transformado generaciones enteras de hispanoparlantes, que han seguido las Sociedades Bíblicas en todo el mundo hispano.

Seguir leyendo “EDITORIAL”

EDITORIAL

1. EditorialEditorial

“Así habló Jehová Dios de Israel, diciendo: Escríbete en un libro todas las palabras que te he hablado. Porque he aquí que vienen días, dice Jehová, en que haré volver a los cautivos de mi pueblo Israel y Judá, ha dicho Jehová, y los traeré a la tierra que di a sus padres, y la disfrutarán” (Jeremías 30:2-3).

En todas las épocas, la humanidad ha buscado mejorar sus condiciones de vida. No siempre por los mejores métodos, no siempre con una visión definida y no siempre buscando a Dios. Nuestra actualidad no es una excepción.

Sin duda, uno de los agentes de transformación en todas esas épocas ha sido la juventud. Es por ello que la misma Organización de las Naciones Unidas considera que “las esperanzas del mundo están puestas en la gente joven. La paz, el dinamismo económico, la justicia social, la tolerancia: todo esto y más depende, hoy y mañana, de que aprovechemos la energía de la juventud” (ONU, 2017). Por tanto y desde 1999, el 12 de agosto se designó por la misma organización como el Día Internacional de la Juventud.

Seguir leyendo “EDITORIAL”

EDITORIAL

1. EditorialLa Vida en el Reino

“El justo perece, y no hay quien se preocupe; los hombres piadosos son arrebatados, sin que nadie comprenda que ante el mal es arrebatado el justo, y entra en la paz. Descansan en sus lechos, los que andan en su camino recto.

Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, declara a mi pueblo su transgresión y a la casa de Jacob sus pecados. Entonces tu luz despuntará como la aurora, y tu recuperación brotará con rapidez; delante de ti irá tu justicia; y la gloria del SEÑOR será tu retaguardia” (Isaías 57:1-2, 58:1,8).

In memoriam. Noé Plaza Rico (1971-2018).

El pasado lunes 23 de julio, el hermano Noé Plaza Rico, pastor del Centro Cristiano El Shaddai de Cortazar, Gto., se encontraba iniciando sus actividades cotidianas de la semana. Pasado el mediodía, se detuvo unos minutos en una vulcanizadora a unas cuadras de la iglesia, a reparar una llanta de la carretilla con la que ayudaba en la construcción del templo. Súbitamente, un sujeto armado se acercó y atacó al dueño de la vulcanizadora a balazos, hiriendo mortalmente al hombre y asesinando instantáneamente a Noé. Ese mismo día, asesinaron a 5 personas más en la ciudad de Cortazar, en distintos lugares y eventos, en sucesos de diversa índole pero que presuntamente son asociados a ejecuciones del crimen organizado (AM León, 2108).

Seguir leyendo “EDITORIAL”

EDITORIAL

1. EditorialTiempos de renovación

“Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día.  Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas” (2 Co. 4:16-18).

Estamos viviendo tiempos de renovación. En nuestro país, se ha vivido un proceso de renovación en las principales magistraturas políticas que, por lo menos, presagia nuevas formas de participación ciudadana al llegar a la presidencia de la República un mandatario proveniente de corrientes políticas que acceden al poder por primera vez en el ámbito nacional. Ello no deja de estar lleno de retos e incertidumbres.

En la Iglesia Metodista de México, renovación en los cargos episcopales, gabinetes General y conferenciales. Saludamos la elección de una mujer como obispa de la Conferencia Anual del Sureste, encargo que recae en nuestra hna. la Pbra. Raquel Balbuena Osorio para el periodo 2018-2022. Apenas es un esbozo de la equidad de género en nuestros liderazgos dentro de la iglesia, una asignatura en la que la iglesia debe trabajar todos los días, para la dignificación del trabajo femenino y de la mujer en general.

Seguir leyendo “EDITORIAL”

EDITORIAL

1. EditorialDespedida, bienvenida

La XXIII Conferencia General de la IMMAR, celebrada en mayo de 2018, en la Ciudad de Querétaro, eligió al Ing. Martín Larios Osorio como nuevo Director del Órgano Oficial de Comunicación de la IMMAR, que lleva el nombre de El Evangelista Mexicano, para el cuadrienio 2018-2022. Él es un prominente laico de la Conferencia Anual Septentrional (CAS), en cuyas manos el desarrollo de nuestro medio informativo proseguirá hacia una nueva y diferente etapa. Se distinguió por ser el presidente del Comité Organizador de la XXIII Conferencia General, en términos de excelencia. Dios bendiga el trabajo del Hno. Martín, seguros de que va a ser como todo lo que él hace, una muestra del gran talento que tiene la IMMAR entre sus laicos.

Un servidor de todos ustedes publica la presente edición como su última tarea correspondiente al cuadrienio 2014-2018. Terminado el mes de junio, termina la mitad del año 2018, de modo que el Ing. Martín Larios toma bajo su responsabilidad la edición del siguiente número que aparecerá, Dios mediante, el 15 de julio. Toda comunicación dirigida a El Evangelista Mexicano en lo sucesivo, deberá hacerse al correo electrónico del mismo periódico, evangelista.mexicano@gmail.com; o al correo y teléfono del Ing. Martín, martinlarios@gmail.com, cel. (442) 434 1870.

Derrame el Señor mucho de su abundancia disponible sobre El Evangelista Mexicano, su director y todos nuestros entrañables lectores. ¡Shalom!

Seguir leyendo “EDITORIAL”

EDITORIAL

1. EditorialDimensión Social de Nuestra Fe

Bienaventurado el que piensa en el pobre; en el día malo lo librará Jehová” (Sal. 41:1). “El cristianismo es una religión esencialmente social y tratar de hacerla solitaria es destruirla… La religión que nuestro Señor describe en las palabras ya citadas, no puede existir sin la sociedad, sin que vivamos en conversación con los hombres… Una religión secreta, escondida, no puede ser la religión de Jesucristo” (Juan Wesley, en su 4° sermón sobre el Sermón del Monte). “El evangelio de Cristo no conoce otra religión que la social, ni otra santidad que la santidad social” (Juan Wesley, en el Prefacio del himnario que publicó en 1739). Uno de los textos bíblicos más amados y  mencionados por el reformador inglés, era, “La fe que obra por el amor” (Ga. 5:6).

El metodismo original fue una expresión, entre otras, de la dimensión social con que el cristianismo fue presentado a la humanidad en el siglo I. Las primeras iglesias en las tierras del Nuevo Testamento no solamente cultivaban su relación espiritual con su Señor mediante la oración y demás medios de gracia, sino también procuraban aliviar el hambre, la enfermedad, la pobreza, la soledad de hombres y mujeres con desventajas sociales. Así como su Maestro durante su ministerio terrenal, ellas también sentían compasión por los sectores marginados. Jesucristo había dado como evidencia de ser el Mesías, el que “a los pobres les es anunciado el evangelio” (Mt. 11:5). Así que se dedicaron a hacer bien no solamente al alma de los hombres, sino también a sus cuerpos (Ro. 15:26; 1ª Tm. 5:9-16).

Seguir leyendo “EDITORIAL”

EDITORIAL

1. EditorialXXIII Conferencia General

Los predicadores metodistas galopaban hacia Baltimore. Se había convocado una conferencia para considerar el futuro del movimiento metodista. Era urgente, y no habiendo telégrafo, teléfono ni radio, la única manera de reunirlos había sido enviar un mensaje a caballo… Grande era, en verdad, la necesidad de una conferencia… Una de las cosas más impresionantes fue la rapidez con que se dispersó la concurrencia. Se hicieron las designaciones; se ofreció la oración final; y, como si hubieran saltado por las ventanas de la capilla a las sillas de los caballos, los predicadores estuvieron en camino. Los negocios del Reino requerían prisa, y aprisa partieron… (*)

Del 18 al 26 de mayo, en la Ciudad de Querétaro, la Iglesia Metodista de México, A.R. celebró, como cada cuatro años, su máxima asamblea nacional, fue la XXIII Conferencia General. Son miembros plenos de ella los seis Obispos metodistas mexicanos, un Representante Laico por cada una de las seis regiones episcopales, cuatro delegados pastorales por cada una de esas regiones y cuatro delegados laicos de las mismas. Así se pretende igualdad en el número de votos entre pastores y laicos. Los mismos derechos tendrán los delegados fraternales de otras iglesias metodistas del extranjero. Y se suman, con derecho de voz, mas no de voto, los presidentes de las comisiones, de las Organizaciones Oficiales, de las áreas de trabajo y otros funcionarios.

Seguir leyendo “EDITORIAL”

EDITORIAL

1. EditorialEl valor de nuestra Disciplina

(Ante la proximidad de la celebración de la XXIII Conferencia General de la IMMAR, del 18 al 26 de mayo de 2018, en la Ciudad de Querétaro, transcribimos este artículo, de la autoría del Pbro. Bernabé Rendón M., publicado originalmente en un libro).


Contamos con un manual que expresa lo que los metodistas mexicanos queremos juntos. Es un testimonio de nuestro deseo de convivir en armonía, expresión de nuestra voluntad hacia la unidad. En ocasiones no estaremos de acuerdo con alguna de sus cláusulas, pero sabremos que representa el criterio de la mayoría, lo cual nos hará aceptarla dejando de lado la inconformidad. Por madurez cristiana y por simple principio lógico, sabemos que la parte no es más que el todo; así que optamos individualmente por el todo, logrando de este modo convivir con el resto según el consenso, dando lugar a la tolerancia.

Este manual recibió originalmente (en 1930) el nombre de Disciplina, nombre tomado del libro correspondiente de la Iglesia Metodista de los Estados Unidos de Norteamérica. No fue Juan Wesley, sino los metodistas norteamericanos quienes le dieron ese nombre. En 1938, sin embargo, la Iglesia Metodista de México le cambió el nombre por el de Constitución; para luego, en la Conferencia General de 1946, volver de nuevo al nombre de Disciplina, tal como permanece hasta hoy.

Seguir leyendo “EDITORIAL”

EDITORIAL

1. Editorial (1)Ojos con qué ver el mundo

Una de las doctrinas distintivas del metodismo lo es su concepto wesleyano de la gracia preveniente. Con esa idea nos referimos a la disposición favorable de Dios hacia su creación, y su influencia dejada en ella para reavivarla. No queremos decir con el vocablo preveniente que se trate de alguna segunda forma de gracia. En nuestro Dios perfecto no puede haber más de una forma de gracia, una misma actitud dentro de su naturaleza, que se expresa de manera continua y consistente en favor de todo lo creado. Le llamamos preveniente únicamente para especificar los beneficios que Dios obsequia al hombre antes de que esa misma gracia lo lleve a la experiencia de su salvación, es gracia anticipante que prepara la voluntad humana para acceder al ofrecimiento divino de una reconciliación por medio de  Cristo. La gracia de Dios es preveniente antes de la salvación del individuo, y es gracia salvadora en la hora maravillosa de la justificación y nuevo nacimiento. Pero es la misma gracia. Es el modo como el Océano Atlántico cambia de nombre de acuerdo a las playas que moja, llamándose, por ejemplo, Golfo de México por un lado, Golfo de Venezuela por otro lado y Mar Caribe por otro,  pero es el mismo Océano. Así también la gracia de Dios cambia de nombre, en nuestro concepto, dependiendo de los beneficios que esté prodigando, pero insistimos, es la misma.

La gracia divina ha sido distribuida en todo el género humano, sin excepción alguna, con la finalidad principal de prepararlo para responder favorablemente al amor de Dios. Cristo es el facilitador de esa gracia para todos, y por eso se dice en Jn. 1:9 que él era “Aquella luz verdadera que alumbra a todo hombre”. Tocará a cada persona colaborar con esa gracia o resistirla, y es la razón por la que la tarea evangelizadora de la iglesia cristiana se dirige confiadamente a la conciencia de los seres humanos en la esperanza de que se dejen llevar por esa gracia a los pies del Salvador. Para Juan Wesley la explicación del por qué las personas pueden decidir aceptar la salvación en Cristo, no está en el así llamado libre albedrío, sino en la gracia preveniente. La salvación depende enteramente, de principio a fin, de la pura gracia de Dios. 

Seguir leyendo “EDITORIAL”

EDITORIAL

1. Editorial (1)Oye, Israel

Te ruego que me muestres tu gloria” (Dt. 33:18), fue la petición de Moisés al Dios invisible. Pero no se le concedió tal súplica, mostrándosele más bien alguna mínima manifestación de la presencia de Dios, con grandes limitaciones. Como Moisés, la inclinación a querer ver a Dios o las manifestaciones de Dios, es cosa muy generalizada. La vista es la mejor manera de percibir el mundo, entre el resto de nuestros sentidos de percepción; lo que se aprende viendo se conserva mejor en la memoria que aquello que se aprende sólo escuchando. Preferimos ver a oír, esto es algo muy natural, propio de nuestra naturaleza humana.

Las religiones antiguas, las anteriores y las contemporáneas del peregrinaje de Israel en su recorrido de Egipto a Canaán, estaban basadas en la vista. Los sacerdotes necesitaban mostrar algo a los adoradores, razón por la que las ceremonias paganas eran tan vistosas y atractivas, al grado de cautivar a los judíos. Aquella gente religiosa podía invitar a algún amigo a acompañarles al templo donde adoraban y decir a su invitado, “este es mi dios.” Tenían algo que mostrar a la vista. Algunas imágenes de aquellos dioses con sus templos llegaron a ser tan artísticamente elaborados que representaron joyas de la escultura y arquitectura de la antigüedad, como lo fue el caso del templo a Diana en Éfeso y la estatua de Zeus en Grecia, dos de las siete maravillas del mundo antiguo. 

Seguir leyendo “EDITORIAL”